Conoce todo acerca de las ventanas radiantes

La calefacción a través de sistema radiante es cada día más utilizada por su funcionalidad de uso, la estética de su sistema, el ahorro energético y los avances en la tecnología, como la creación de centrales termosolares en España entre otras mejoras. En este caso, la domótica que nos permite manipular estos y todos los sistemas de nuestro hogar a través de un tablero o una aplicación móvil. De allí que la calefacción por ventana radiante sea cada día más tomada en cuenta a la hora de hacer instalaciones de sistemas de calefacción.

Es un sistema sumamente práctico y de alto esteticismo, puesto que funciona mediante la conducción del calor a través de los cristales de las ventanas sin que se perciba ningún cambio de color, textura o grosor. Ya sea desde el interior o el exterior, manteniendo la temperatura ambiental controlada, durante el invierno o el verano, sin los problemas de los sistemas de calefacción tradicionales y el consumo de gas. Es lo último en tecnología de calefacción tras los suelos radiantes.

Este sistema de ventana radiante deja de funcionar al abrir una puerta o ventana del espacio en el que se encuentra instalado, y sus temperaturas se pueden adaptar tanto para el frío invierno como para el caluroso verano, manteniendo siempre una temperatura agradable y adecuada en el espacio en el que se encuentra instalado, todo esto ayudado por las líneas de alta tensión.

Ventana radiante

¿Cómo funciona el sistema de ventana radiante?

Es realmente muy sencillo, se instala una película de material conductor del calor que facilita la manipulación de la temperatura deseada en el espacio en el que se encuentra instalado el sistema de calefacción por ventana radiante. Esta película se controla a través de un dispositivo de domótica que controla los sistemas inteligentes de una edificación.

Es un elemento altamente tecnológico que cambia la manera en que mantenemos caliente nuestro hogar. Lo mejor es que tiene funcionalidad en todos los climas que necesiten una corrección de la temperatura, pero sobre todo, en invierno.

Costes reducidos

El ahorro de costes se traduce en que no depende de una caldera o sistema tradicional de calefacción, se puede instalar en grandes superficies, incluso en ventanas que abarquen una pared completa.

No requiere la instalación de ductos, lo cual además trae como ventaja adicional la disminución de enfermedades alérgicas por la ausencia de ductos contaminados o que no tienen una adecuada limpieza. Aunado a esto la facilidad de poder detectar cualquier falla haciendo una revisión periódica del sistema a través del tablero o aplicación, tal como se hace en cualquier computadora o dispositivo tecnológico, como quién busca un virus.

¿Por qué elegir una ventana radiante?

El sistema de todo en calefacción radiante ofrece múltiples ventajas: la combinación de las propiedades del cristal y la calefacción radiante crea un sistema limpio, práctico, diáfano y elegante. Ese es el norte de la adecuación de espacios en la actualidad, la simplificación de infraestructuras a través de sistemas de fácil instalación que no entorpezcan o afeen la arquitectura de las edificaciones de lujo. La máxima es siempre la elegancia y la estética.

Estos sistemas de calefacción por ventana radiante ofrecen al individuo actual la dupla de la tecnología y la belleza, siendo lo más novedoso, metas que cada día se encuentran más marcadas en la construcción o remodelación de espacios. Sumado a esto es importante destacar que se puede adaptar a cualquier tipo de ventana. Tanto por su extensión, como el tipo de ventana (batiente, de guillotina, etc.) como por el material de su marco, se trate de acero, madera o PVC, siendo específicamente destinada a la calefacción de áreas interiores.

20% menos que los sistemas tradicionales

Adicionalmente, los sistemas de calefacción radiante inciden positivamente en la reducción de costes, hasta un 20% en comparación con los sistemas de calefacción tradicional, debido a que genera poco movimiento de aire. Favoreciendo que la temperatura del aire se mantenga a la temperatura deseada.

Así como que se mantenga en el espacio físico dónde es necesario y no como suele ocurrir con la calefacción convencional en espacios de techos altos, donde el calor se condensa en la parte superior, ocasionando baja temperatura en donde se requiere la calefacción, además de la humedad producida por la condensación que tiende a afectar las paredes de la estructura.

A través de este artículo se quieren despejar todas las dudas en cuanto a la tecnología vanguardista de las ventanas radiantes, y es por eso que exploramos las desventajas que puedan existir en este sistema.

Desventajas de la calefacción por ventana radiante

Si bien, tiene muchas ventajas, debemos señalar que una desventaja de este tipo de sistema radica en que cuando nos alejamos de la fuente de calor, la temperatura desciende debido a que no alcanza a grandes áreas, a menos que estemos en presencia de una estancia con una gran cantidad de ventanas o una ventana panorámica que abarque un gran espacio.

Otra desventaja es que por estar ligado este sistema a una aplicación de domótica no es un recurso muy popular. Ya que para hacer instalaciones de este tipo se requiere hacer bien al momento de la construcción de la infraestructura o cuando se haga una remodelación completa. Debido a que requiere la instalación de los controladores del sistema de domótica, lo que se traduce en importantes costes de instalación en cuanto a la adecuación de espacios, si bien a largo plazo reduce los costes de energía.

Producto de lujo

Al igual que pasa con los coches eléctricos y los puntos de carga, es importante destacar que en la actualidad es casi un producto de lujo, por las razones antes expuestas, sin embargo, el desarrollo tecnológico apunta en esa dirección puesto que en un futuro no muy lejano podremos vivir la popularización de la domótica, ciencia está que controla. Ahora bien, si pensamos en que es una inversión a futuro, puede justificarse el precio.

Ya no se trata de ciencia ficción pensar en controlar tu vivienda a través de tu móvil, en un App, o una tablet, aun cuando no está al alcance del ciudadano promedio, pronto podremos contar con este tipo de tecnología cuando vayamos a adquirir un inmueble.

También te pueden interesar otros artículos sobre la protección de datos en casas inteligentes. Pero si te has quedado con ganas de saber más sobre las ventanas radiantes, visualiza este vídeo: