Precio de ventanas y otras superficies radiantes para viviendas

Cuando piensas en el invierno, piensas en mantenerte caliente y cómodo en la tranquilidad de tu casa. Pero también piensas en el precio de ventanas radiantes y suelos, techos y paredes radiantes para mantenerte completamente caliente en el invierno.

Y si, sabemos que la calefacción es algo costosa y si a eso le sumamos las altas facturas de luz y el impacto al medio ambiente, realmente ya se te quitan las ganas de gastar extra en equipos de calefacción. Sin embargo, con los nuevos avances en tecnología verde, existe un sistema de calefacción invisible, que te permite ahorrar hasta un 90% de energía que con las calefacciones convencionales: la calefacción por superficies radiante.

La mayoría de las personas, piensan que el precio de ventanas radiantes es muy elevado y que, por ello, no valdría la pena colocarlas en las casas. De forma general, el precio del metro cuadrado ronda los 40 euros para el piso y las ventajas tienen un promedio de 200 euros.

Ventana radiante precio

Calefacción por Superficies Radiantes

Antes de comenzar hablando del precio de ventanas radiantes o de alguna superficie radiantes, es necesario conocer primeramente como funcionan. La calefacción por superficie radiante en las ventanas, funciona mediante un radiador que se encuentra ubicado en el marco de la ventana, así, genera no solo un ahorro energético, sino que también, proporciona un calor saludable.

¿Y el piso también puede tener calefacción radiante?

En el caso del piso, el sistema de suelo radiante está formado por tubos plásticos que transportan el agua caliente (o fría si estas en verano) para así conducir el calor a baja temperatura por toda la superficie de la casa. Además, estos tubos, se colocan encima de placas que permiten asegurar una distancia entre ellos y a su vez, garantizar una temperatura uniforme del suelo.

Precio de Ventanas y Otras Superficies Radiantes para Viviendas

Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), la calefacción supone casi el 50% del consumo energético de los hogares españoles.

Es por ello, que cada vez más personas buscan cómo ahorrar en calefacción cuando el frío invierno. Si bien, el precio de ventanas radiantes inicial es un poco elevado, porque supone el cambio de todas las ventanas de la casa, la inversión termina convirtiéndose en un ahorro significativo de dinero y energía en el futuro.

Ventanas Radiantes

Heater Windows es un sistema de ventanas que funcionan con un radiador en sus marcos y permite calentar de manera uniforme una habitación. Su sistema es hidráulico, es decir, que puede utilizar cualquier tipo de energía calórica para su funcionamiento como: agua, calderas a gas, leña, kerosén, gas oil, electricidad e incluso paneles solares. Así que por donde lo mires, resulta una inversión ahorrativa y buena para el medio ambiente.

Su coste es de 10 a 15% más, que los sistemas de calefacción convencionales (alrededor de 500 euro), pero como hemos mencionado antes, supone un ahorro económico y energético a futuro. Además, el sistema no ocupa espacio y no es visible a la vista, por lo que puedes mantener la estética en tu hogar, así mismo, se puede instalar fácilmente a cualquier infraestructura, bien sea casas, edificios o incluso hospitales

Suelos Radiantes

El suelo radiante, es un sistema de tuberías convenientemente separadas, que se instala bajo del pavimento o piso de una casa. Estas tuberías transportan agua a una temperatura caliente (entre 30° a 40°C), tal y como lo hace un radiador convencional.

Es muy sencillo: se trata de instalar un sistema de tuberías bajo el pavimento o superficie del suelo que pisamos en casa.

Por esa red de tuberías circulará agua a una temperatura de entre 30ºC y 40ºC, similar a la que transita por los radiadores comunes de muchas casas. El agua utilizada, es calentada por una caldera por lo tanto la eficiencia, como el consumo energético, dependerá del tipo de caldera que será empleada para mantener el agua en esas temperaturas, viajando por las tuberías.

En el caso de los pisos radiantes, el costo es un poco más elevado, alrededor de 1000 euro, pero a cambio, tienes un ahorro energético, calor uniforme, calefacción invisible y máximo rendimiento.

Paredes y Techos Radiantes

Las paredes y techos radiantes, funcionan de igual manera al suelo radiante. Emplean el mismo sistema de calefacción invisible mediante tubos que transportan agua caliente (o incluso fría si te encuentras en verano), para calentar uniformemente una habitación o cuarto de la casa.

Este tipo de instalación puede realizarse en construcciones húmedas o secas, es decir, en proyectos de construcción o en casas ya construidas. Su costo promedio ronda alrededor de 1000 euro, y tiene como ventaja, que calienta o refresca muy rápido el ambiente, y si además lo combinas con ventanas y suelo radiantes, reducen notablemente los gastos de calefacción y puedes aprovechar otras fuentes de energía renovable, como es la geotermia.

Ventajas de las Superficies Radiantes para Viviendas

  • Compatible con cualquier tipo de infraestructura.
  • Supone un ahorro económico y energético.
  • Puedes utilizarlo para calentar durante el invierno y enfriar durante el verano.
  • Es un calor saludable, ya que no ocasiona sequedad y mantiene bajo los niveles de humedad. Por lo que se evita la aparición de moho, bacterias y ácaros.
  • Ya que no utiliza aire, no genera partículas de polvo en las habitaciones, por lo que reduce las alergias.
  • Es invisible: Y podemos añadir también que estético, pero sobre todo seguro. Ya que no debes preocuparte de que los niños puedan tocar el radiador por lo que evitas accidentes en el hogar.
  • Puede colocarse en cualquier superficie, como son los suelos, techos, paredes y ventanas.

Concluyendo...

Podemos decir que la calefacción por superficie radiante, aunque supone una inversión alta, es la mejor opción para ahorrar energía y dinero durante el invierno e incluso el verano. Además de que utiliza energía renovable y puede utilizarse sin problemas durante las 24 horas del día, sin suponer un cargo extra en la factura.

Aquí y aquí te dejamos dos artículos relacionados. Encuentra en el vídeo más información sobre calefacción y ventanas: