Toda la información sobre el Consumo de las ventanas radiantes

¿Sabías que existen ventanas que controlan la cantidad de luz y calor que ingresa a tu hogar? Pues sí, las ventanas radiantes son una realidad, de modo que cada vez son más las personas que se anotan en el proyecto de optimizar sus necesidades energéticas mediante este dispositivo.

La premisa más reciente del sector construcción ha sido el diseño de viviendas y edificios de tipo sustentable. El consumo de las ventanas radiantes contribuye con la optimización energética, pues controlan la entrada de luz y ahorran hasta un 40% de energía en la factura de luz.

Claro que antes de hablar del consumo de las ventanas radiantes, es importante que conozcas un poco más sobre esta invención que tiene maravillados a los usuarios en general y a quienes apuestan por dispositivos que vayan hermanados con el ahorro de energía.

ventana radiante consumo, consumo ventana radiante

Funcionamiento de las ventanas radiantes

Las ventanas radiantes funcionan de la misma forma que persianas y cortinas, pues dependiendo del momento del día controlan la luz y el calor que ingresa a través de la ventana, salvo por una que otra variante.

El consumo de las ventanas radiantes no influye en el pago de las facturas ni por sus modos de funcionamiento, por lo que sigue siendo una alternativa que se instala en las casas inteligentes. Ahora sin más preámbulos te presentamos los tres modos de uso principales de estas ventanas. Si todavía no tienes a tu nombre las facturas puedes mirar los requisitos para el cambio de titularidad.

Modos de uso de estas ventanas

Modo verano: en esta modalidad la ventana deja atravesar toda la luz pero bloqueando el calor, con lo que se prescinde totalmente de luz eléctrica.

Modo de siesta: con esta función la ventana no deja que pase ni luz ni calor.

Modo invierno: en cuanto al modo invierno, la ventana deja pasar la luz completamente, ayudando de esta manera a mantener ligeramente caliente la casa para combatir el frio.

ventana radiante consumo, consumo ventana radiante

Materiales con que se fabrican las ventanas radiantes

Para determinar la tasa de consumo de las ventanas radiantes y entender el funcionamiento, es importante conocer con qué materiales se fabrican estos dispositivos. Estas ventanas integran una capa fina de nanocristales que cambian cuando la luz los traspasa.

De esta manera los nanocristales filtran a voluntad la luz del sol, rayos infrarrojos o ambos al mismo tiempo, favoreciendo la regulación eficiente de la luz y la temperatura del sitio en que se encuentre instalada la ventana.

Una forma de entender el aspecto de estas ventanas, es que son translúcidas pero por dentro cuentan con nanopartículas de silicio. Es como si se tratase de un panel solar translúcido que produce energía mediante nanotecnología.

Relación entre las ventanas radiantes y el ahorro energético

Ahora bien, en estas circunstancias debes estar atento a las ventanas radiantes, considerando que puedes ahorrar hasta un 40% en tus facturas de luz. Esto es posible, gracias a que dichas ventanas regulan la luz y el calor, por lo que en verano la casa se mantiene fresca.

En el caso del invierno la casa permanece caliente, lo que hace que no tengas que pagar consumos excesivos por calefacción extra. Estos dispositivos se alimentan con luz solar con la cual se recargan para alumbrar la vivienda de noche.

Características adicionales de las ventanas radiantes

Otras características de estas ventanas es que los cristales solares que en ellas se encuentran, son capaces de girar 180 grados. Esta función hace posible que se dirijan las corrientes de aire en virtud de refrescar los ambientes. Claro que también pueden ser opacas.

Pero analicemos un momento, ¿es conveniente tener el vidrio de estas ventanas en funcionamiento opaco? Las ventanas radiantes regulan la luz que sobrepasa el cristal y por medio de un interruptor que tienen instalado, producen reacciones físicas y químicas que hacen que el vidrio se torne opaco.

En contraste con otros sistemas, estas ventanas no requieren de vidrios conductores ni empleo de cristales líquidos. De hecho utilizan películas delgadas de material poroso con recubrimiento. Su exposición al aire seco o húmedo hace que estas láminas cambien su transmisión óptica.

La extensa gama de aplicaciones de las ventanas inteligentes, le dan un valor añadido a todo el descubrimiento. La superficie de estos elementos es flexible y se pueden usar en superficies lisas, curvas o poliméricas. Estas ventanas se instalan en salones, ventanas, puertas y tragaluces.

Esta invención destaca porque es capaz de cubrir varias necesidades de forma simultánea, mencionando además que son ventanas eficientes energéticamente hablando, ya que optimizan la carga de calefacción en el invierno y de aire acondicionado en verano.

Precio de las ventanas radiantes

No es un secreto que las ventanas de este tipo son más costosas que las tradicionales sin embargo se están uniendo esfuerzos para encontrar materiales nuevos y económicos que hagan que las ventanas inteligentes sean asequibles para todo el público.

Estas ventanas se encuentran disponibles en el mercado desde 2017, lo que significa que el factor precio y fabricación se ha regularizado, de modo que podamos contar con una alternativa a un precio amigable para las ventanas radiantes.

Expertos que dirigieron las investigaciones en procura de la optimización de las ventanas radiantes aseguran que los costes de éstas exceden entre el 10 y el 15% en relación a una ventana convencional.

Investigadores españoles que trabajan con ventanas radiantes

En el marco de la construcción de edificios, se acumulan voluntades para que los propios dueños de pisos elijan ventanas transparentes u opacas. Claro que estas ventanas tradicionales no resultan económicas, teniendo en cuenta el material que se emplee para su fabricación.

Por lo tanto, un grupo de científicos españoles que forman parte del equipo investigativo perteneciente al Instituto de Investigación de los Materiales de Madrid, filial del CSIC, se encuentran investigando sobre un nuevo material que podría bajar el coste de ventanas.

Dicho de otra manera, estos científicos estudian la posibilidad de bajar el coste de miles de euros a unos cuantos céntimos el metro cuadrado, de modo que las ventanas tengan un precio amigable para todos los consumidores.

Ventanas que funcionan como placas solares

En este sentido, se trabaja igualmente para que los edificios del futuro con grandes fachadas de cristal sean los verdaderos generadores de energía. Esto puede ser posible con la utilización de cristales especiales que hagan que las ventanas funcionen como paneles fotovoltaicos.

En conclusión, este grupo de expertos plantea que los hogares en el futuro, en lugar de gastar energía, sean las propias casas las que generen su abastecimiento energético, donde las ventanas inteligentes serían un componente adicional.

Aquí puedes encontrar información referente a las ventanas radiantes.

Encuentre más información en este portal sobre la instalación de ventanas radiantes.

Por otra parte te damos también información sobre ventanas para casas pasivas que contribuyen a un menor consumo de la vivienda en el video.