Consumo medio de gas en un apartamento: todo lo que necesitas saber

Todos los hogares cuentan con una demanda de gas específica, en la que se contrata un cupo mensual empleado para el agua caliente sanitaria, cocina y calefacción durante los días más fríos. El gas natural es una de las energías más atractivas pues es limpia, segura y económica.

Pueda que por esta razón tengas instalado este tipo de energía pero ¿sabes realmente cuál es el consumo medio de gas en un apartamento, en caso de que vivas en uno? Sin duda el consumo de energía en un piso difiere considerablemente al de una casa tradicional.

consumo medio gas un apartamento

¿Por qué el consumo medio de gas en un apartamento es menor?

En primer lugar, la selección de un proveedor de energía depende la cantidad de gas que se consume al año, por lo tanto es importante que conozcas los datos de consumo de gas. Un hogar promedio en España consume alrededor de unos 5000 kWh de gas al año.

Este consumo tiene un coste estimado de unos 1100 euros anuales. Claro que, en esta ocasión no hablamos de una casa cualquiera sino de un piso, y para tener en cuenta el consumo medio de gas en un apartamento debemos entender lo siguiente.

Dimensiones de un apartamento

Con frecuencia los pisos tienen una superficie menor que las casas tradicionales, y con frecuencia este tipo de vivienda tiene menos cantidad de habitaciones. Por ende el consumo medio de gas depende del número de habitaciones de una propiedad más que del número de personas.

En todo caso la segunda variable también incide en la tasa de consumo de gas. Los pisos en general cuentan con una superficie entre los 50 y los 80 metros cuadrados. Muchos usuarios afirman que pagan por el consumo medio de gas en un apartamento cerca de los 80 euros al mes.

Debes saber que esta cantidad se verá afectada por la cantidad de aparatos que funcionen con gas, la compañía que se encargue del suministro y de la forma en como gestiones el uso de la energía en tu hogar.

consumo medio gas un apartamento

Datos sobre la demanda de gas en pisos

Numerosos estudios recomiendan calentar viviendas que tengan cerca de 80 metros cuadrados con gas natural, y definitivamente los apartamentos se encuentran incluidos en este rango, a diferencia de la electricidad que se encarece producto de la calefacción.

En el estudio se hace referencia al cálculo de facturas anuales, correspondientes a pisos unifamiliares, tomando en cuenta que utilizan diversas fuentes de energía. Las fuentes son propano canalizado, gas natural, electricidad, butano doméstico y propano en bombonas de 35 kilos.

Propano canalizado

En el caso del propano canalizado, se dice que es la fuente de energía más asequible debido a que sus costes se encuentran regulados, aunque la rentabilidad que ofrece a las empresas es cuestionable, sobre todo si sus instalaciones son reducidas.

Gas natural y electricidad

Respecto al gas natural, es un tipo de energía económica y de precio competitivo, a diferencia de la energía eléctrica que cuenta con el precio más elevado, pese a que se trata de una fuente de energía cómoda y segura para cualquier usuario.

Bombonas de butano y propano En cuanto a las bombonas de propano y butano para uso doméstico, resultan incómodas por ser pequeñas y por tener que cambiarse de forma frecuente. No proporcionan un servicio seguro a raíz de los riesgos de explosión que se puedan producir en el domicilio.

Análisis de los tipos de vivienda

Pisos de 50 metros cuadrados

Al momento de estudiar los tipos de vivienda se observa lo siguiente. Los pisos que tienen alrededor de 50 metros cuadrados, siempre y cuando viva una sola persona, el propano directo tiene un coste de 370 euros anuales en relación a la electricidad, que se estima cerca de los 860 euros al año.

Pisos de 80 metros cuadrados

El gas natural siempre ganará en competitividad mientras exista mayor tasa de consumo. En el caso de los pisos de 80 metros cuadrados, en los que vivan dos personas en promedio, el coste se acerca a los 600 euros al año, en comparación con los 1200 euros que se pagan por energía eléctrica.

Chalés o Casas tradicionales

Ahora bien, las casas convencionales de 150 metros cuadrados, habitadas por un número de 6 personas, registran un precio cercano a los 1140 euros, comparando este precio con los más de 2000 euros que se deban pagar por electricidad.

¿Qué sucede cuando el consumo de gas aumenta?

En el momento que esto sucede, el gas natural se ubica por delante en costes relativos a la comodidad que proporciona este servicio. Esto se debe a que el suministro de gas natural es continuo, además de que no se tienen que sustituir frecuentemente las bombonas.

Sobre las bombona

Por otro lado, el propano a granel, las botellas de 35 kilogramos y el gasoil para viviendas pequeñas requieren de la instalación de un depósito o acondicionamiento para almacenar botellas más grandes.

Mientras más grandes sean las dimensiones de la casa, se tendrá una mayor cantidad de radiadores, lo que involucra que el coste sea elevado. El precio final depende del tipo de radiador que se incluya, además del tipo de caldera (de condensación, de circuito tradicional o de bajo Nox).

¿Cuánto tiempo toma recuperar la inversión para instalar gas natural?

Existen consumidores que son prácticos, y les resulta indiferente vivir sin instalar el servicio de gas natural. Es una respuesta simple, pero independientemente de la decisión que se tome, se recomienda saber antes cuánto tiempo toma recuperar la inversión de la instalación.

Existe un tiempo máximo que transcurre desde que se invierte en la instalación de gas, conocido como tiempo de amortización máximo, el cual abarca unos 6 años. Sin embargo este lapso de tiempo baja si la vivienda es grande y requiere de mayor cantidad de radiadores.

Quizás en este tiempo máximo o en la mitad del mismo, es probable que recuperes la inversión, lo que te ayudará a ahorrar de aquí en adelante en tu factura del gas.

Solicitando la instalación del gas

Puede que compres un apartamento a estrenar, o un piso de segunda ocupación independientemente de la decisión has pagado por un inmueble en el que puedes colocar suministro de gas para la calefacción, cocina o agua caliente sanitaria.

El problema se produce cuando no eres dueño, sino inquilino, pues la casa que hayas arrendado tiene un consumo energético con ciertas especificaciones previas. Probablemente debas amoldarte a ese cupo mensual, pero quizás no haya inconveniente si pides al dueño que lo cambie.

Si quieres seguir leyendo noticias interesantes sobre este asunto, puedes acceder a este artículo sobre las mejores tarifas. También te dejamos una noticia reciente sobre el récord en consumo de gas.