Mantenimiento de la calefacción por suelo radiante: la guía completa

La calefacción por suelo radiante se relaciona con dos alternativas básicas, una eléctrica y la otra de agua. El funcionamiento es similar pero los rendimientos así como el mantenimiento difieren sustancialmente. La primera es de poco o ningún mantenimiento porque se relaciona con una instalación eléctrica similar al resto de los aparatos que hay en tu hogar. La segunda por el contrario, requiere de algunas especificidades que te relatamos a continuación en esta entrada sobre Calefacción de suelo radiante: mantenimiento

En esta entrada haremos un recorrido por dos alternativas, las eléctricas y aquellas por agua, pero la que realmente se ve forzada a un proceso de mantenimiento de la calefacción de suelo radiante es la de agua. En este caso, se trata de un aparato que se instala en dos fases, una que es la que calienta el fluido y un segundo espacio que se relaciona con el proceso de calefacción propiamente dicho. Por el contrario, el sistema eléctrico solo requiere de instalación primaria y funciona desde ese mismo momento. En este artículo encontrarás información sobre la climatización por suelo radiante.

calefacción suelo radiante mantenimiento, calefacción suelo radiante, mantenimiento, d

Instalaciones

El eléctrico solo requiere de un sistema de conexión a la fuente de poder. El segundo debe tener el espacio para la caldera y sus accesorios. Esto implica también necesidad de más equipo y herramientas para lograr la instalación complementaria. Así mismo, el espacio en el suelo es más profundo para el de agua (4 cm) en contraposición al eléctrico (1,5 cm)

Modificaciones

El de agua es más estático, no es muy fácil considerar instalaciones extras porque el sistema es más complejo. El eléctrico solo depende de los cables calefactores y de las guías para instalarlo, por ello su instalación puede ser modular. Por eso requieres de información sobre el la calefacción de suelo radiante mantenimiento, como una forma de disminuir la correspondiente degradación de materiales e instalaciones.

Mantenimiento básico

Como te indicamos anteriormente el sistema de suelo radiante eléctrico, no depende de mantenimientos preventivos. Por el contrario, el sistema de agua, se considera como susceptible de determinadas condiciones. Sobre todo por desgaste y por los efectos de los mecanismos ideados para su funcionamiento. A continuación te damos una serie de consejos prácticos para la calefacción de suelo radiante mantenimiento.

Suelo radiante eléctrico

Los consejos en este caso se reducen a una correcta instalación del sistema. Lo ideal es contratar a una compañía especializada. Como otras instalaciones eléctricas, existen trucos que solo los profesionales especializados manejan adecuadamente. Lo importante en este caso, es la revisión y control de cada conexión. Asumir que las mismas serán permanentes y dejar el espacio para futuras ampliaciones del sistema.

Suelo radiante por agua

Para poder hablar del manteamiento de este tipo de equipos, primero conozcamos algo de su caracterización. Funciona en dos niveles operativos, uno para la caldera y otro para la transmisión de calor. A pesar de ser considerado más ecológico, utiliza energía eléctrica para el calentamiento del agua. Su instalación se realiza de manera total en todo el espacio que deseamos acondicionar. Utiliza tuberías resistentes a la oxidación. La posibilidad de fugas implica posibles acumulaciones de líquido que no puede ser desechado con facilidad.

Mantenimiento preventivo

Antes de encender nuestro sistema de calefacción de suelo radiante por agua, debemos realizar pruebas de control. La primera, un circuito de agua con colorante, para detectar posibles fugas. Es importante contar con bocas de visita es decir conexiones expuestas en sitios estratégicos para verificación posterior a la instalación. El uso de caudalímetros es esencial para establecer la cantidad de líquido y el mantenimiento de la presión. Esto indica que el agua se mantiene en las tuberías.

Control de lodos

Otro de los aspectos del mantenimiento tiene que ver con la formación de lodos. Los mismos existen debido a inconsistencias en el diseño. Pueden ser el producto de curvas muy cerradas, conexión indirecta con otras tuberías o suciedad para el momento de la instalación. Otro aspecto, quizá el más importante, es la comprobación de óxido en las tuberías por ello es necesario utilizar tubería resistente a este tipo de condición.

Mantenimiento de la caldera

Este es el corazón del equipo, en ella se genera el calor que utilizara el sistema en general. Para mantenerla en correcto funcionamiento. Debemos verificar los niveles de la resistencia eléctrica, con un amperímetro comprobamos su amperaje y con ello, su nivelación para uso.

De la caldera se desprende el flujo de líquido a las conexiones tubulares, por ello, debemos comprobar la salida. El aspecto relativo a temperatura del flujo es fundamental porque del mismo depende el funcionamiento adecuado del sistema. Esto se logra con un termómetro en la salida que debe llegar a los 70ºC. Si es diferente se debe calibrar tanto resistencia como flujo de agua en la caldera.

Mantenimiento del circuito

Si la caldera es el corazón del sistema, la tubería es su aparato circulatorio. Siguiendo esta analogía, deberíamos realizar un mantenimiento periódico de esta parte de nuestro cuerpo al menos una vez al año. Este lapso obedece a que el sistema será exigido durante un periodo de tiempo relativo. La limpieza puede hacerse con un equipo de alta presión que reducirá óxido y cualquier obstáculo en las tuberías.

Sistema de decantación

Un aspecto importante es que el flujo de agua es cautivo, no se desecha automáticamente, sino a petición expresa. Por ello, puede suceder que en un momento determinado la caldera reciba lodos residuales de la tubería y por ello, es necesario contar con un sistema de decantación. El mismo es un filtro que retiene el lodo encontrado y que debe ser despejado manualmente.

Estos consejos con solo algunas de las consideraciones que debemos asumir para mantener un correcto funcionamiento del sistema. Sin embargo, hay una recomendación sumamente importante al menos en el caso del sistema de suelo radiante por agua. El mantenimiento es una actividad que puede desarrollarse hasta cierto punto por el usuario, pero, existe un nivel que requiere de profesionales especializados. Así mismo, la periodicidad, como indicamos anteriormente, debe ser anual.

Más información con estos enlaces : Precios de calefacción de suelo radiante calefacción de suelo radiante con sistema con gas opinión sobre calefacción de suelo radiante termostato de calefacción de suelo radiante

En el video puedes ver más sobre qué es un suelo radiante.